La limpieza y el buen mantenimiento de una comunidad de vecinos es algo obligatorio. La ley dice que todos los vecinos deben contribuir con los gastos para el mantenimiento de las zonas y bienes comunes.

¿Cuáles son los servicios de limpieza para comunidades de vecinos? Aquí te explicamos lo que debe hacer una empresa dedicada a estas tareas de limpieza.

Las comunidades que requieren este servicio auxiliar pueden ser zonas residenciales, portales de vecinos, bloques de pisos o incluso complejos de apartamentos vacacionales. En todas ellas existirán áreas comunes que requieren mantenimiento. Ejemplos son: aparcamientos comunitarios, patios, escaleras, ascensores, portales, porches, áreas de acceso, pasillos, rellanos, tejados y azoteas, fachadas y terrazas o incluso sótanos comunes y trasteros.

Contrato básico de limpieza para comunidad de vecinos

Es frecuente que las comunidades de propietarios no dispongan de personal propio para los servicios de limpieza. Una buena opción para ti es contratar una empresa de limpieza a buen precio, encargada de la correcta higiene y buena imagen de los espacios comunes.

Es importante barrer y fregar el portal de la comunidad a diario. Pues es una zona de tránsito que se ensucia fácilmente.

Además, el personal de limpieza debe barrer y fregar las escaleras y barandillas, así como las zonas de acceso, rellanos, zaguanes, pasillos y porches. Las barandillas acumulan mucho polvo y deben limpiarse primero.

Recomendamos limpiar los cristales y espejos al menos dos veces por semana. Los cristales sucios dan un aspecto descuidado y sensación de dejadez. Algunas empresas de limpieza también se encargan de regar las plantas colocadas en portales y pasillos.

Los patios interiores son una de las áreas más extensas y pueden ser de cemento, baldosas o con jardines. Deben limpiarse de forma periódica y hay que regar las plantas a diario.

Por último, la empresa también puede encargarse de la recogida de basuras, hojas de árboles y desinfección de plagas.