Un gimnasio es un espacio grande donde multitud de personas efectúan ejercicio físico diario. La limpieza es esencial para preservar las condiciones higiénicas óptimas del lugar, A la limpieza del día a día debes añadirle una limpieza a fondo que periódicamente mantendrá las condiciones óptimas para que tu y tus clientes os encontréis cómodos.

Como efectuar una limpieza a fondo de tu gimnasio

Debido al tipo de actividad del gimnasio, el riesgo de transmisión de virus y enfermedades es mayor que en otras instalaciones de igual afluencia y tamaño, por ello la limpieza a fondo ha de ser algo periódico. Para tener en cuenta cuántas veces hay que asear y desinfectar debes considerar la afluencia, el tipo de instalaciones y el uso de estas. Más allá de las limpiezas superficiales que se hacen durante la jornada, ya sea en máquinas o en espacios comunes, es imprescindible para la higiene del gimnasio, una vez cerradas las puertas, efectuar un acondicionamiento en profundidad.

En los vestuarios no solo haremos una limpieza normal, se deberá además desinfectar, puesto que, al ser una zona donde confluye la humedad con una gran afluencia de personas, el riesgo de hongos e infecciones es notablemente alto. Obraremos del mismo modo con las duchas, zonas en las que que has de tener especial cuidado, y no descuidaremos ningún espacio. Las taquillas también han de ser cuidadosamente desinfectadas ya que suelen acumular polvo y suciedad con humedad de las prendas mojadas.

Las salas de máquinas, al igual que las polivalentes, son lugares de gran afluencia. Se ha de efectuar el barrido y el fregado diarios de todas la superficies. La limpieza de las máquinas no solo protegerán al usuario de virus y microorganismos, también prolongarán su vida útil.

Si deseas saber más sobre limpieza de gimnasios y limpiezas especiales no dudes en contactarnos.