Los servicios auxiliares son todos aquellos que si bien no guardan relación directa con la actividad principal de tu empresa, son fundamentales para su buen funcionamiento y la satisfacción de los clientes.

Un ejemplo es la limpieza de las instalaciones, que puede ser general o algo más técnica, como la requerida si hay que limpiar conductos de humo, quirófanos o cristales a gran altura. Otros servicios adicionales que tu empresa puede necesitar son los de jardinería, mantenimiento o seguridad.

En ocasiones, es posible que tu negocio requiera apoyo para realizar una mudanza o movilizar personal. Todos estos son servicios auxiliares para empresas que pueden variar dependiendo del tipo de negocio o su envergadura. Cada empresa necesitará diferentes servicios de apoyo y asistencia para su buen funcionamiento. Es importante no descuidar estas tareas.

Por ejemplo, una comunidad de vecinos o edificio de oficinas podría requerir un conserje. Mientras que un hotel o recinto ferial pueden beneficiarse de la asistencia mediante servicio de catering.

Otro muy común que podrían contratar muchas empresas y áreas residenciales es el de control de plagas, tanto su prevención como medidas de protección e higiene.

Delega estas tareas adicionales en agencias especialistas

A menudo te verás en la necesidad de recibir apoyo para realizar tareas como las mencionadas en tu empresa. Y tu primera reacción sería la de contratar a un profesional especializado en cada una de ellas. Sin embargo, ¿sabías que existen agencias especializadas en garantizar todos estos trabajos auxiliares?

Puede que te hagan falta varios de estos servicios, y al contratarlos todos con una misma empresa lograrás reducir los costes. La ventaja es que una buena empresa especialista, además de ofrecer calidad, optimiza sus recursos humanos para que solo pagues por los trabajos completados.

Un ejemplo de ello somos Grupo Elosa. Uno de nuestros puntos fuertes es el outsourcing hostelero: asistimos con limpieza de habitaciones y áreas, lavandería y supervisión.