El recepcionista es la primera toma de contacto con los clientes y, por tanto, una figura sumamente importante. ¿Cuánto tiempo tardamos en encontrar al adecuado? Para acertar a la primera con la incorporación de este profesional, puedes contratarlo mediante servicios auxiliares para empresas.

Ten en cuenta que muchos de los candidatos que aplican para recepcionista son personas que han recibido formación para otro tipo de puestos. Suelen interesarse en la recepcion como trabajo temporal mientras van buscando un sitio en su verdadera carrera profesional. Tardarás tiempo en formarles para que se habitúen al oficio y al trato con los clientes. Con la agencia de servicios auxiliares no existe ese problema, pues te garantiza directamente recepcionistas profesionales totalmente cualificados.

Este servicio es útil tanto para lugares que ya han venido haciendo uso de él de manera habitual —hoteles, centros deportivos, agencias de viaje, etc.— como para otros que desean incorporarlo por primera vez (una clínica dental, centro de estética o incluso una comunidad de vecinos).

Ventajas de la recepción para empresas

Mejora tu imagen corporativa con este profesional. Puedes delegarle tareas como la recepción de visitas, atención al cliente, respuesta de llamadas o gestión del correo. Gracias a él podrás distribuir mejor la carga de trabajo.

También externalizar este servicio es ideal para momentos de urgencia en los que se necesita un empleado suplente. La recepción hará que toda tu empresa funcione con más fluidez y, cuando el empleado trabaja bien, es un excelente conversor de ventas. Los clientes valoran, por encima de todo, el buen trato recibido.

Y recuerda que con una agencia externa, tienes la oportunidad de acompañar este servicio con otros de outsourcing como la conserjería, el mantenimiento o la limpieza.

Los recepcionistas externos son la forma más rápida de mejorar la calidad de la atención al cliente y ganar fluidez organizativa. Una agencia especializada te puede proporcionar uno en cualquier momento.